EL DESAHOGO EMOCIONAL NO ES LA SOLUCIÓN

EL DESAHOGO EMOCIONAL NO ES LA SOLUCIÓN

Por Gabriela Pérez Ramírez

 

Por Gabriela Pérez Ramírez

Esta reflexión surge a partir de una imagen que encontré en redes sociales, la cual hace alusión a la siguiente frase de autor desconocido “a veces, hablar con tu mejor amiga es la mejor terapia que necesitas”. Desde mi perspectiva esta frase hace alusión al desahogo emocional, que se entiende como el dejar salir las emociones, externar las sensaciones y sentimientos que acumulamos en nuestro ser, mismas que cuando son externadas generan una sensación de bienestar.

Esta frase me hace sentido porque durante la práctica clínica, he escuchado a diversos consultantes que buscan el espacio psicoterapéutico como un espacio de desahogo emocional, pues cuando externan sus preocupaciones, angustias y miedos consiguen una sensación de alivio.

No obstante, el espacio psicoterapéutico no es solo un espacio de desahogo sino de trabajo profundo. La sensación placentera de sentirse más ligero y desahogado puede ser engañosa dado que es un placer momentáneo, la verbalización por sí sola no da la solución (o al menos no a menudo).

Lo cierto, es que la tranquilidad que genera ser escuchado o comprendido puede ser encontrada en una charla con amigos, familia o incluso con algún desconocido. Cuando nos consolamos de esta manera experimentamos una sensación de ligereza porque nos quitamos carga. Sin embargo, esta sensación dura poco tiempo, porque después volveremos a sentir el malestar de antes, ya que el evento que nos conflictúa no se ha elaborado, ni se ha integrado el aprendizaje. Por ello, una charla de esta índole por más profunda que sea nos sustituye la psicoterapia.

Si nos limitamos al desahogo emocional con amigos y familiares cada vez que el malestar se presenta, no logramos grandes avances, de hecho, la angustia y el dolor va a permanecer, únicamente se apaciguara por un rato. De ahí la necesidad de comprender lo que nos preocupa, ser conscientes de nuestros roles, descubrir los secretos, las alianzas con nuestros antepasados, reconocer sensaciones, emociones y sentimientos, adquirir significados y hacernos cargo de las creencias y las culpas que nos limitan a través de la exploración psicoterapéutica, para que la sensación de bienestar sea duradera y logremos construir herramientas emocionales que nos sean útiles a largo plazo.

Por otro lado, si pretendemos sustituir la psicoterapia con el desahogo emocional, hay un factor muy importante a tener en cuenta, la queja. Cuando el único recurso de gestión emocional que manejamos es el desahogo es fácil caer en ella. En una situación traumática, lejos de ayudar a superarnos, la queja, nos limitará a dar vueltas en el tema y esto, puede hundirnos todavía más a lo largo del tiempo.

Por lo regular, es necesario que pase cierto tiempo para que comencemos a procesar dichos eventos estresante, ya que en el momento en el que se producen, nos encontramos desbordados por la emoción y no somos capaces de ver con claridad.

Para poder trabajar eventos estresantes, es necesario, no solo el desahogo emocional con seres queridos, que es importante, por supuesto, pero no lo único, sino un trabajo profundo que nos confronte con nuestros propios paradigmas, que toque fibras internas que nos permita descubrir y mirar todo aquello que es importante y omitimos debido a los diversos factores afectivos, cognitivos, sociales y transgeneracionales que permean nuestra vida. Para obtener un análisis de dicha índole se hace necesario el apoyo psicoterapéutico, de otro modo, seremos víctimas del sufrimiento por la constante flagelación emocional por creer que el desahogo es suficiente para estar bien.

Hacernos responsables de nuestra salud mental es fundamental y para ello es ineludible asistir con profesionales capacitados. Las charlas con familiares o amistades nos ayudan a desarrollar la habilidad para hablar de nuestros problemas y externar cómo nos sentimos. Sin embargo, el temor a ser juzgados, a mostrarnos débiles y al que dirán son factores que siempre limitaran. En cambio, en un espacio clínico estos componentes no repercutirán y permitirán el adecuado trabajo emocional.

 

Diplomado en Terapia de Lenguaje

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario