Descubriendo la psicoterapia infantil Gestáltica

Saldaña Arriaga Penelope J.

 La Psicoterapia Infantil Gestáltica tiene un enfoque humanista; donde lo más importante es la concepcion del  niño,  viendolo de manera positiva, depositando la confianza obsoluta en el niño para emplear sus capacidades y sobre todo la creatividad, aun asi esta terapia es muy poco empleada en nuestra sociedad y de esta manera se hiran describiendo la importancia y conceptos teoricos.

Según Ros (2005) La Terapia Gestalt Infantil a diferencia de Psicoanálisis infantil no tiene una construcción teórica sobre las diferentes fases del desarrollo, no utiliza la interpretación como base en la terapia. Es por eso que Perls pensó que Freud había olvidado un aspecto importante del desarrollo del niño, los dientes, cuando aparecen los dientes, el niño deja de chupar (introyectar), tiene la capacidad de reestructurar el alimento. Para Perls la introyección es normal hasta los seis meses.

De esta manera la Terapia Gestalt  mira al niño de manera holistica tomando en cuenta cuestiones sensoriales, afectivas, intelectual, social y espiritual, con la importancia de que es fundamental el contexto donde se desenvuelve. Entonces podemos decir que la Terapia Gestalt no se ocupa solamente en el sintoma, en “curar enfermedades” sino que trata de beneficiar el desarrollo integral del niño. Por lo que el enfoque enfatiza en que el niño es capaz y merecedor de nuestro respeto significando que no debemos invadir, ridiculizar, agredir, no pasar por encima de el para hablar con los padres y en general tratar al niño como un ser que tiene el respeto en todos los sentidos. De la misma forma es capaz de hacerse responsable, haciendole consciente de esa responsabilidad que tiene en su vida propia.

Ross (2005) menciona que en la Piscoterapia Infantil Gestalt no hay uno sólo tipo de terapia, sino que cada terapia es diferente en sí misma, refiriendose,  a la diferencia sustancial que existe entre la Psicoterapia de un niño de 4 años a la Psicoterapia de un niño de 9 años. Con el bebé no vamos a trabajar, en estos casos la Terapia está destinada a los padres aún cuando el bebé nos vaya a acompañar en las sesiones. La Psicoterapia de un niño de 4 años concede mucha importancia al contexto, las figuras parentales son primordiales y cualquier modificación por parte de estas va a facilitar los buenos resultados de la terapia. A los 4 años trabajaremos con la familia y con el niño en sesiones individuales. A los 9 años sigue siendo importante el trabajo con la familia, aunque tiene menos poder y suelen cobrar más importancia su grupo de iguales, la escuela, también pueden haber más adultos significativos. En la terapia con adolescentes el contexto, a menudo es un punto importante, la familia y el adolescente tienen que aprender a negociar.

A continuación Ross (2005) describe  una serie de Conceptos fundamentales Clave para poder entender la esencia la Terapia Gestalt Infantil:

1– El Darse cuenta: ampliar el campo de conciencia, fomentar el darse cuenta es uno de los objetivos más importantes de la Gestalt.

Que el niño aumente la conciencia de su propio cuerpo, de sus sensaciones y sentimientos y de toda la realidad que esté viviendo es fundamental para su pleno desarrollo.

Con los niños el Darse Cuenta es más sutil, hay que atender más a la fenomenología, aquí el contacto es esencial. El Darse Cuenta no suele ser verbalizado, es el terapeuta el que puede mostrarlo para que el niño asienta o no, a veces simplemente hará un gesto o tendremos que esperar a futuras sesiones para comprobar el resultado.

Darse cuenta del mundo exterior de lo que puede oler, tocar, ver, gustar, oír. Darse Cuenta de la zona Interna, todo lo que le pasa de la piel hacia dentro, tensión, picor, relajación. Darse Cuenta de la zona de la fantasía con todo lo que puede haber sentimientos, emociones, pensamientos etc.

Los ejercicios que fomenten el Darse cuenta de mundo sensorial son muy adecuados para los niños porque es una forma de estar en el presente, de tomar contacto con el aquí y ahora. Los ejercicios que favorecen el Darse Cuenta de la fantasía ayudan a entrar en contacto con sus emociones y favorecen la expresión. Para favorecer el Darse Cuenta de la zona interna se puede utilizar el trabajo corporal mediante relajación o visualizaciones.

2– El aquí y ahora. La terapia Gestalt es una terapia que cree en el presente, es sólo en el momento presente donde la terapia puede actuar donde el niño puede vivir experiencias que fomenten el crecimiento y eliminen los bloqueos. Es el experimento el que crea oportunidades para construir el yo y recobrar la autoconfianza. La terapia Gestalt rechaza el pasado porque no existe ya, no se ocupa del futuro porque aún no ha llegado, enfatiza el poder del presente

3– Figura- Fondo: siempre hay una figura, algo que resalta del fondo, algo con más fuerza, más relevante. Es labor del terapeuta ayudar al niño a centrar la figura. El niño nos va mostrar la figura según su estar en la sesión, qué juegos elige, cómo juega o bien a través de lo que elige dibujar o de la forma en que dibuja lo que le hemos pedido, es muy importante atender a la fenomenología. El terapeuta pregunta para facilitar la expresión, juega o espera.

4– El Contacto: Entrar en contacto con algo o alguien significa situarse y sentirse como un ser viviente frente a otra persona a la que también se le reconoce su existencia. Entrar en contacto con el self, con el cuerpo, con la respiración, con las actitudes corporales. Es muy importante al tiempo que difícil, al niño no se le engaña con el lenguaje, él sabe cuando el otro está ahí para él. Los episodios de contacto son vitales para el niño, porque en muchos casos el niño que acude a terapia está carente de ellos. El niño necesita ser reconocido por otro para poder llegar a ser realmente el mismo.

5– Las polaridades: El trabajo con polaridades es muy importante para los niños, su aprendizaje parte de opuestos polares a partir de los cuales van conociendo la realidad. De esto saben mucho los cuentos de hadas donde la realidad se muestra en opuestos, el bueno y el malo, el feliz y el desgraciado etc.

Es gratificante y liberador para el niño poder utilizar en terapia polo opuesto al que utiliza en su vida, es difícil pero gratificante atreverse a ser malo, contestón o triste. Actuar en terapia aquello que no usa en la vida real facilita la integración de las polaridades.

6– Satisfacción de necesidades: En el trabajo con niños es importante fomentar el descubrimiento de sus necesidades, para ello en algunos casos tendrá que reaprender a escucharse. La segunda parte será buscar vías para poderlas cubrir. En este aspecto es muy importante el trabajo con el Contexto.

La terapia Gestalt tiene un modelo teórico que lo describe, el Ciclo de la experiencia o ciclo de satisfacción de las necesidades.

7– Asuntos Inconclusos: los asuntos inconclusos son sentimientos o emociones no expresados o resueltos. En el marco de la terapia se práctica la expresión de sentimientos y emociones. Los Asuntos Inconclusos pueden trabajarse mediante la dramatización, intercambiando roles, con la técnica de la silla vacía o la silla vacía ocupada por algún muñeco importante para el niño que puede representar cualquier papel. En ocasiones puede ser mejor abordar los Asuntos Inconclusos de modo simbólico mediante muñecos o marionetas.

8– Diferenciar sentimiento y Acción. No es lo mismo sentir odio que agredir, no es igual sentir amor que abrazar, hay una distancia entre el sentimiento y la conducta. El niño no percibe está distancia por eso tiene miedo a sentir lo que él considera negativo. El sentimiento nunca debe ser rechazado porque significa rechazar al niño. Es liberador para el niño tener permiso para sentir y que pueda aprender la distancia entre sentir y actuar.

9– La confluencia: El bebe es confluyente con la madre, poco a poco se va diferenciando y va formando su propio yo. Este proceso a veces se producen percances y el niño permanece confluyente con alguno de los padres o bien desarrolla una tendencia a confluir con el ambiente.

10– La proyección: un objetivo fundamental de la terapia es que el niño se dé cuenta de lo que le pasa, para ello los terapeutas recurrimos a diferentes actividades: juegos, dibujos y otras creaciones, dónde el niño proyecta una parte de sí, es decir pone fuera de sí algo que es suyo. Recuperar estas proyecciones es uno de los objetivos de la terapia, a partir de aquí el niño puede resolver en algunos casos y en otros pueden emerger temas que el niño quiera hablar.

11– La introyección: es un mecanismo por el cuál el niño toma los mensajes provenientes de figuras significativas y los incorpora sin digerirlos, pudiendo resultar nutritivos o tóxicos para él. El mecanismo de la introyección es necesario para la educación, el niño necesita de ciertos introyectos para desarrollarse adecuadamente, pero algunos introyectos pueden hacerle daño. Revisar los introyectos es un trabajo a realizar con la familia.

12– La retroflexión: es cuando el niño en lugar de expresar hacia fuera, se contiene y revierte esa energía hacia sí mismo. Los niños que retroflectan suelen llegar a consulta por síntomas físicos: caída de pelo, asma, psoriasis, etc.

13– Los Sueños: según la Terapia Gestalt los sueños son proyecciones de nuestra personalidad. En Terapia Infantil se trabajan los sueños mediante dibujos o dramatizaciones, de los diferentes elementos que aparecen en el sueño. Es frecuente que los niños nos relaten pesadillas.

14– La teoría paradójica del cambio: la terapia es un proceso por el cual el niño puede aprender a ser quien realmente es. El niño recibe muchos mensajes de cómo debe ser, de lo que esta bien y de lo que está mal de forma directa o implícita. Cuando el niño deja de pelarse por ser lo que no es, cesa la lucha y puede producirse el cambio.

15- El Contexto: es fundamental en Terapia Infantil. Cuánto más pequeño es el niño más grande es el valor del contexto. No es fácil ni aconsejable trabajar con el niño como un ser aislado sin tener en cuenta la familia. El trabajo terapéutico debe tomar en cuenta a la familia, al igual que tenemos una concepción holística del niño, también partimos de la idea de la familia como un todo, que es más que la suma de las partes, por ello el trabajo con la familia es fundamental. Puesto que en un sistema todos los elementos se interrelacionan e influencian entre sí, el trabajo con la familia es necesario, cuando no es posible hacerlo así el proceso es más dificultoso y generalmente más largo. En algunos casos hay que tener en cuenta la escuela, puede ser conveniente tener contacto con la profesora, visitar el aula etc.

Referencia:

  • ROS M.R. (2005) “La psicoteria infantil Gestáltica”. Instituto de Terapia Gestalt, 9 4-6     
  • Acerca de lo que compartimos en el Blog:


    La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
    info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org