Buscar

¿Cómo apoyar a los niños en la transición de la casa a la escuela?

Araceli Chávez Navarro

La transición del niño al preescolar implica un cambio emocional, no solo para el niño sino para las familias.  Todos los cambios son procesos adaptativos donde implican enfrentarse a situaciones nuevas que muchas veces causan miedos o inseguridades.

La mayoría hemos pasado por transiciones en diferentes etapas de nuestra vida y la clave del éxito es la adaptación, ¿Qué tan preparados psicológicamente y emocionalmente estamos para esos cambios?

Hablando de niños que por primera vez se insertan en la etapa escolar, es importante hablarles y prepararlos para esta transición. En muchas ocasiones los primeros días de preescolar se observan a niños llorando, principalmente el primer día de clases, pueden vivirlo con mucha angustia y conmoción. La pregunta es, ¿Cómo ayudar a nuestros hijos a vivir esta transición de la forma más sana y agradable para ellos?

Los niños viven un momento de separación, de los padres, tutores o cuidadores, y comienzan a entrar en un mundo complejo, donde, ya no están las personas que le dan seguridad, aquellos quienes los atienden, quienes conocen sus necesidades y formas de comunicación. En los primogénitos, quienes por ende no tienen hermanos mayores a los cuales hayan visto ir a la escuela antes, les cuesta mas adaptarse e integrarse a este cambio, sin embargo no siempre tiene que ser un momento traumático o de terror, ahí es donde los padres de familia deben estar preparados y sobre todo preparar a sus hijos para que esta transición sea de lo más sana posible.

En algunos casos, los padres viven o les surgen temores e inseguridades de esta separación, sobre todo cuando los niños son cuidados directamente de la madre y/o abuelos y no por guardería. Cuando los niños ya han pasado por un periodo de guardería o maternal, esta transición y separación se vive de manera más natural, ya que se ha vivido desde pequeño y ya están adaptados a personas ajenas a su entorno familiar. En el caso de los niños que es la primera vez que viven esta separación, les puede costar un poco más. Los padres deben de comprender que se debe trabajar antes sus angustias y miedos personales para no ser transmitidos a los pequeños. Es importante crear ese ambiente de confianza con los niños por entrar a la escuela, el hablarles y explicarles que es un lugar donde conocerán amigos, pintaran, jugaran, bailaran y que habrá una maestra a la cual puede comunicar sus necesidades, etc., esto los estimulara  a adquirir esa confianza de las nuevas experiencias que vivirán.  Hay que tener un periodo previo, donde la familia, con meses de anterioridad,  se reúna a hablar con los pequeños y mostrar emoción. Las actitudes aprensivas con los hijos solo generaran angustia ya que los niños pueden percibir esas emociones sin que lo sepamos.

Hablarles de que saluden a sus nuevos amigos y que quizá habrá otros niños llorando, los preparara para saber a lo que se puede enfrentar. El decirles y felicitarlos porque van a entrar a la escuela y serán “Niños grandes” es motivante para ellos, también hay que comunicarles que solo será un ratito y mamá regresará por ellos. Es importante no demorarse al recogerlos los primeros días de clases para que no genere angustia, del mismo modo tampoco acostumbrar a los niños a que siempre sean los primeros en llegar por ellos, ya que esto en algún momento puede ser un generador de angustia, cuando vean que su mamá o cuidador no ha llegado. Hay que explicarles que a veces no se puede llegar a tiempo y ellos tiene que esperar con calma a que la persona que lo recogerá llegue esto creara seguridad y tolerancia. Por lo regular cuando los niños ya tienen hermanos mayores que ya están inmersos en el preescolar, ellos manifiestan más emoción que miedo, ya que el ver a sus hermanos que van  a la escuela, genera la expectativa y deseo estar en ese ambiente.

También hay que motivar a ser más independiente al niño, ya que en esta etapa previa al preescolar se vive un narcicismo que al entrar a la escuela y no tener toda la atención en particular de un adulto el niño aprende  a espera y ser más tolerante, ya que toda la tención no se centra solo en ellos.  Para fomentar una mayor independencia en el niño hay que explicarle previamente que tienen que cuidar sus cosas, echar sus pertenencias en su mochila, pedir y comunicar sus necesidades a su maestra. Claro todo esto es un proceso que el niño irá viviendo en su vida escolar cotidiana. Siempre hay que mantener una comunicación con los docentes lo cual nos ayudará a tener mejores vías de apoyo en esta transición.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

 

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org