Buscar

APRENDIENDO A HACER DUELO

Generalmente asociamos la palabra “duelo” con la muerte de una persona querida, sin embargo esta se aplica a cualquier tipo de perdida (salud, juventud, estabilidad económica, etc.)

Todos estos tipos de perdida tienen algo en común, y es que el desencadenante es un acontecimiento o situación que no está bajo nuestro control, y que conlleva emociones como impotencia, incredulidad, frustración, desesperanza, incertidumbre y tristeza, como elementos emocionales, pero también pueden producirse sensaciones físicas como mareos, ritmo cardíaco acelerado, fatiga, dolores de cabeza, hiperventilación, náuseas o malestar estomacal, dificultad para respirar y/o dormir , opresión o pesadez en la garganta o el pecho, o pérdida o aumento de peso.

El proceso del duelo es diferente para cada persona. Y pueden atravesar o no estas fases descritas en el libro “On death and dying” de la Dra. Elisabeth Kubler – Ross

  1. Fase de Negación. Esta es la primera barrera defensiva, la persona dice y siente: no quiero, no puede ser, debe de ser un error. Se convence de que ha habido una equivocación.
  1. Fase de Enfado, Indiferencia o Ira: Cuando la persona ve por fin la realidad, intenta todavía rebelarse contra ella, y entonces sus preguntas y sentimientos cambian. Nacen otras preguntas: porque yo, porque ahora, no es justo, y aparece el enojo con la vida, con Dios y con el mundo. Está descontento por no poder evitar la pérdida que sucede. Busca causales y culpabilidad.
  1. Fase de Negociación. Aparecen las ideas de negociar la realidad. Se piensa en hacer un trato con la vida, con Dios, con el diablo, con el médico, si la pérdida es de salud. La negociación es una nueva conducta defensiva que trata de evitar lo inaceptable; un canje que pretende la restitución a cambio de buena conducta. La gran mayoría de estos pactos son secretos y sólo quienes los hacen tienen conciencia de ello.
  1. Fase de Dolor Emocional (o depresión). La depresión es la fase del duelo donde más se atascan las personas. Se experimenta tristeza por la pérdida. Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.
  1. Fase de Aceptación. Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.

No hay una forma «correcta» de realizar el duelo. Cada persona es distinta y necesita un tiempo diferente para superar la perdida, sin embargo podemos echar mano a estas alternativas:

  • Expresar las emociones. Permitirse llorar, no sentir nada, estar enojado o sentirse de cualquier manera que experimente. Duele, pero es natural y normal.
  • Satisfacer las necesidades físicas. Dormir lo suficiente, mantener una dieta bien balanceada y hacer ejercicio regularmente.
  • Expresar los sentimientos. Hablar sobre cómo se siente con diversas personas, para evitar que se saturen. O encontrar  una manera creativa de expresar sus sentimientos a través  del arte, la música o un diario.
  • Mantener una rutina. Volver a la rutina normal tan pronto como sea posible.
  • Evitar beber alcohol. El alcohol es un depresivo que afecta el  estado de ánimo, por lo que podría hacer que la tristeza se acentúe.
  • Evitar tomar decisiones importantes. Se necesita tiempo para adaptarse a una pérdida y volver a un estado de ánimo normal. Tomar una decisión impulsiva mientras está de duelo podría añadir más estrés a un momento difícil.
  • Tomarse un descanso. Participar en actividades que disfrute. Está bien no sentirse triste todo el tiempo. Reírse hace bien.
  • Pedir ayuda si la necesita. No tiene por qué enfrentar solo el duelo. Contactar  a amigos, familia, el clero, un consejero o terapeuta, o grupos de apoyo.
  • Orar

Si está del otro lado y le toca acompañar en el duelo, la actitud debe ser la de centrarse en el otro y colocarse al lado del que sufre; lo mejor que podemos ofrecer es nuestro interés y apertura a lo que la persona quiera comunicar. Si no se sabe que decir, mejor no decir nada, vale más un abrazo o una mano en el hombro o nuestra compañía en silencio.

También podemos dar mensajes como “Llámame cuando quieras” o “Estoy aquí para lo que necesites”. O tomar la iniciativa y llamar primero, u ofrecer ayuda para las tareas cotidianas que puedan resultarle complicadas en este proceso.

https://es.familydoctor.org/el-duelo-enfrentar-la-enfermedad-la-muerte-y-otras-perdidas/

http://psicologosenmadrid.eu/fases-del-duelo/

http://blog.fundacionmlc.org/como-acompanar-a-una-persona-durante-su-duelo/

https://www.areahumana.es/superar-duelo-emocional/

http://www.psicologos-granvia.com/articulos/la-elaboracion-del-duelo-ante-una-perdida-un-proceso-necesario-y-sano

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

 

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org