Buscar

ACTIVIDADES PREVIAS DE PSICOMOTRICIDAD PREVIAS PARA LA ADQUISICIÒN DE LA LECTURA Y ESCRITURA

MENDOZA REYES JUANITA

El aprendizaje de la lectoescritura es un proceso fundamental que debe adquirirse en la etapa de primaria, el saber leer y escribir es una habilidad indispensable en la vida de los seres humanos. Por tanto la lectoescritura, al igual que la lógica matemática, requieren  que el niño  tenga suficientemente desarrollada una motricidad precisa, tanto global como especifica (viso manual), estos son la construcción de esquema corporal, tiempo, ritmo, lateralidad y en especial la coordinación óculo manual. Para que el niño (a) realice los trazos  y lectura de las grafías es primordial que existan disociación y segmentación del movimiento, discriminación de formas, direccionalidad del trazo, un tono postural adecuado y una correcta precisión del lápiz, además del conocimiento social de la escritura y la lectura.

Por ello, la secuencia de movimientos dependerá de actividades perceptivo motoras complejas y altamente coordinadas, sin dejar de lado el desarrollo cognitivo, para establecer procesos percibí, codificar y elaborar la información que en ultimo termino, permitirán el logro de ejecutar los pasos necesarios para poner en marcha los procesos motrices adecuado a través del movimiento de la mano.

Los patrones motrices que los niños deben desarrollar gracias a una adecuada coordinación dinámica general son: gateo (movimiento coordinado de cuatro apoyos en el suelo); marcha (movilidad de los miembros inferiores en la que se mantiene un pie de un modo continuado en el suelo); carrera (similar a la marcha pero tiene fase área, es decir, hay un momento en el que los dos pies no tocan el suelo); saltos (se trata de un impulso de una o dos piernas para lograr una fase área del cuerpo por encima del suelo); lanzamientos y recepciones (utilización de los brazos para arrojar y recibir objetos móviles); golpeos (con el pie –pateos-). Durante el logro de afianzamiento de estos patrones, el niño tiene que elaborar su propio esquema corporal o concepto del propio cuerpo (Rigal, 2006); así como el uso que da de las diferentes partes que lo componen en reposo y/o en movimiento. Para ello, es necesario que se descubra la simetría del cuerpo y también la diferenciación de las partes que concurren en la lateralización. Este paso influye directamente en el lenguaje, perjudicándolo o beneficiándolo, y depende del dominio de uno de los hemisferios del cerebro

Por tanto se hace pertinente trabajar los aspectos motores y cognoscitivos a través de la psicomotricidad para consolidar las bases de un proceso tan complejo como el lenguaje escrito.

DESARROLLO DE LA ESCRITURA

Este proceso se lleva a cabo bajo las leyes de maduración del sistema nervioso de las que dependen los movimientos gruesos y finos de extremidades. Este desarrollo se divide en dos niveles.

Actividades de psicomotricidad previas a la adquisición de la lectura y escritura.

1.- Regulaciones de tono y postura, así como las coordinaciones óculo – manual y óculo – pedal.

2.- Desarrollo de actividades de motricidad fina.

El desarrollo de la afectividad y la socialización condiciona el desarrollo de la escritura, ya que la estabilidad emotivo –afectiva es indispensable para una buena organización, la precisión, el control y la orientación de movimientos.

El desarrollo del lenguaje y los factores de estructuración espacio- temporal. La orientación en el espacio y la estructuración del tiempo, lo que ayudara a orientar y reunir de manera lógica y secuenciada las grafías.

El ejercicio y las exigencias de la situación y del medio. La escuela debe ofrecer espacios y experiencias para escribir, a través  de las cuales la actividad grafica se coordina, se organiza, se precisa y se consolida.

La grafomotricidad se refiere al espacio gráfico, al proceso motor que lleva al niño a realizar el trazo de las grafías. La escritura es una forma de expresión del lenguaje que implica la comunicación simbólica con ayuda de signos elaborados por el hombre.

En tanto la lectura requiere elementos psicomotores tales como: Organización espacial y temporal así mismo debe existir un buen desarrollo del  lenguaje verbal.

DESARROLLO DE LECTURA

La capacidad lectora está relacionada con la inteligencia y la maduración del sistema nervioso.

Organización espacial: Proceso que facilita el aprendizaje de la lectura, ya que el niño debe reconocer las palabras en un espacio gráfico y en secuencia.

Organización temporal: Secuencia lógica y temporal de sonidos, puntuación, ritmo, sucesión y duración.

Escribir es una actividad perceptiva motriz y, en consecuencia, motricidad y lectoescritura son procesos altamente relacionados.

Referencias

Juanas, A (2014).Patrones motores y procesos de adquisición de la lecto-escritura en la etapa de educación primaria. International Journal of Developmental and Educational Psychology, vol. 6, núm. 1.

Cabezuelo, G. y Frontera, P. (2010). El desarrollo psicomotor. Desde la infancia hasta la adolescencia. Madrid: Narcea.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org