Buscar

¿A QUÉ SE REFIERE LOS TRASTORNOS DEL APRENDIZAJE FORMAL Y NO VERBAL?

YANETH MIRANDA BARRERA

Hay muchas razones para el fracaso en la adquisición de habilidades escolares, pero entre las más comunes se encuentran específicamente la de los problemas de aprendizaje, estos pueden afectar la manera en que las personas toman, recuerdan, entienden y expresan la información. No hay duda de que la mayoría los logros académicos se miden y definen por medio de la comunicación basada en el lenguaje. Aun así, se sabe que más del 65% de toda la comunicación se realiza por medios no verbales. Todos estamos familiarizados con el término comunicación no verbal, pero son pocos los profesores que han sido capacitados específicamente para entender los trastornos en esta área. Los educadores tienden a ignorar la evidencia de las deficiencias no verbales en sus alumnos. O peor aún, etiquetan a los estudiantes con discapacidades del aprendizaje no verbal como niños problemáticos.

Los trastornos del aprendizaje no verbal aparecen de manera mucho menos frecuente que los trastornos de aprendizaje basados en el lenguaje. Mientras que aproximadamente, el 10% de la población general podría tener discapacidades identificables del aprendizaje, se cree que tan sólo 1 al 10% de esos individuos podrían tener NLD (entre 0,1% y 1% de la población general).

A diferencia de las discapacidades de aprendizaje basadas en el lenguaje, el síndrome NLD afecta a hombres y mujeres por igual y su coincidencia con la lateralidad zurda es infrecuente.

El primer modo de comunicación de un niño debería ser no verbal. Tanto padres como profesores, a menudo sospechan que hay algo raro desde un principio, pero no son capaces de concretar lo que es. Se presentan tres categorías de disfunción: motoras (falta de coordinación, problemas serios de equilibrio y/o dificultades en las habilidades grafo-motoras finas), visuales-espaciales-organizativas (falta de imagen, baja memoria visual, percepciones espaciales erróneas y/o dificultades con las relaciones espaciales, y sociales (falta de capacidad para comprender las comunicaciones no verbales, dificultad para ajustarse a transiciones y a situaciones nuevas y/o déficit significativo en el juicio social y en la interacción social.

El alumno con trastornos del aprendizaje no verbal a menudo nos parece torpe y tiene, de hecho, una coordinación inadecuada tanto de sus habilidades motoras gruesas como de las finas. Puede tener dificultades extremas para aprender a montar en bicicleta o a patear un balón de fútbol. Para este tipo de alumnos, las habilidades motoras finas, tales como cortar con unas tijeras o atarse las agujetas de los zapatos o tenis, parecen tareas imposibles de realizar para este alumno. Es capaz de buscar excusas para escaparse de las actividades motoras más simples. Un niño pequeño con NLD es menos posible a que explore su entorno de manera motora porque no puede fiarse de su procesamiento cenestésico ni de sus percepciones espaciales. Dicho niño aprende poco de las experiencias o de la repetición, y es incapaz de generalizar la información.

Los problemas de aprendizaje no verbal, o disfunción del hemisferio derecho, afectan a uno de cada 10 niños con problemas de aprendizaje este síndrome de TANV es caracterizado por déficit primarios significativos en algunas dimensiones de la percepción táctil, percepción visual, habilidades motoras complejas y dificultades de afrontamiento de situaciones novedosas, sobre todo situaciones sociales. Estos déficits primarios conllevan déficits secundarios en atención visual y táctil y limitaciones significativas en conducta exploratoria. Además, existen déficits terciarios en la memoria visual y táctil, en la formación de conceptos, solución de problemas y habilidades para la prueba de hipótesis Finalmente estos déficits producen dificultades en el contenido (significado) y la funcionalidad (pragmática) del lenguaje, en conjunto con dificultades académicas.

Los niños con problemas de aprendizaje no verbal tienden a presentar dificultades en las habilidades visoespaciales, aritmética y percepción social. Estas dificultades se cree que son mediadas por el hemisferio no dominante para el lenguaje y algunas veces han sido llamadas problemas de aprendizaje del hemisferio derecho n un grupo de niños con problemas viso-espaciales e incapacidad para comprender el significado del contexto social y de la comunicación no verbal (gesticulación, expresiones fa-ños con TANV muestran déficit significativos en la percepción, juicio e interacción social, además de marcadas deficiencias en la apreciación de incongruencias y de chistes apropiados a la edad.

A medida que los alumnos avanzan hacia los grados superiores, donde cada vez se le deletrean menos las cosas, llegará a un punto en el cual el funcionamiento en la escuela se hace imposible al no tener algún resultado. las adaptaciones, modificaciones, y estrategias específicas para este tipo de alumnos se requiere en cada nivel escolar, la increíble memoria mecánica, que le sirvió tan bien en los primeros grados de la escuela, antes de que se le exigiera interpretar y evaluar la información, no le sirve para nada cuando las exigencias académicas derivan hacia aplicaciones más complejas.

Llegado a este punto, el alumno puede cesar en el empeño, o puede quedarse intentando entender y porque tratando de sobrevivir bajo las demandas imposibles que ahora se le exigen. Ciertamente, es preferible detectar esta posibilidad, y utilizar intervenciones en sus primeros años de la escuela básica, a esperar que él alumno llegue a los años del bachillerato para adaptarse a sus necesidades especiales y que no pueda manejar esta situación.

Un niño con Los trastornos del aprendizaje formal es particularmente propenso a desarrollar trastornos de depresión y/o ansiedad si dichos trastornos del aprendizaje no verbal no se detectan o adaptan de manera compasiva, responsable, y con gran apoyo. Si los adultos que le rodean le dicen constantemente al niño “Podrías hacerlo mejor, si realmente te esforzaras”, o “No te estás aplicando lo suficiente” (en este caso, ambas observaciones son incorrectas), su nivel de frustración se incrementará, y su autoestima se desmoronará. No es infrecuente que los niños con trastornos del aprendizaje no verbal se vuelvan cada vez más aislados y retraídos, a la vez que aumentan y se multiplican sus fracasos en la escuela.

Los trastornos del aprendizaje formal constituyen una disfunción de los procesos cerebrales básicos y, como tales, denotan una discapacidad que merece apoyo especializado y modificaciones del programa de estudios. Se puede adaptar a un niño con su entorno educativo normal (inclusión) si los padres y los maestros, entienden sus necesidades académicas y sociales particulares será para él un gran avance.

Disponer de una adecuación curricular completo y detallado, preparado por un equipo de expertos informados, ayudará a la obtención de un resultado satisfactorio. Cuanto más especificado y bien planeado esta adecuación, menos probable será que el niño se encuentre con obstáculos imprevistos, y que se quede por el camino. También puede beneficiarse de algunos servicios de apoyo Educación Especial, tales como terapeutas del habla y del lenguaje, para atender a las deficiencias de la pragmática lingüística, o terapeutas ocupacionales para los temas relacionados con las habilidades motoras finas y gruesas.

Los niños requieren enfoques individualizados a la intervención educativa a fin de tener éxito en la escuela, porque sus sistemas hemisféricos cerebrales derechos tienen disfunciones, o no están accesibles. El hemisferio cerebral izquierdo procesa la información basado en sistemas fijos de reglas, y no está equipado pata tratar de manera flexible con las estrategias de resolución de problemas. Los métodos de educación efectiva incluyen entrenamiento verbal directo para planificación, organización, estudio, expresiones escritas, cognición social, y comunicación interpersonal.  programa educativo de un niño consiste en proporcionarles habilidades para hacer frente a situaciones específicas.

Las intervenciones para estos niños no son de naturaleza curativa, sino que están diseñadas para ofrecer habilidades de compensación que disminuyan el stress diario al que tienen que hacer frente. Tenemos que recordar que este tipo de alumnos suelen tener baja autoestima y emociones negativas asociadas a ir al colegio, porque sienten que son diferentes y que no encajan con el resto del grupo. En estratos socioeconómicos más bajos, en los cuales muchas veces los padres no terminaron la escolaridad media, se encuentra que detrás de un porcentaje de niños que abandonan el colegio había un trastorno de aprendizaje.

Referencias:

  • Trastorno de aprendizaje no verbal (TANV)

https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/trastorno-de-aprendizaje-no-verbal-tanv-y-su-relacion-con-el-tdah.html [11 de febrero 2018]

  • Caso clínico

http://www.paidopsiquiatria.cat/files/caso_clinico_2.pdf [11 de febrero 2018]

  • Trastorno del Aprendizaje No Verbal

http://www.asociacioneducar.com/monografias/monografia-neurosicoeducacion-laura.pujol.pdf [12 de febrero 2018]

  • Trastornos del Aprendizaje No Verbal

http://www.nldline.com/spanish.htm [12 de febrero 2018]

 

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org